En el Mar Vicente Blasco Ibáñez | Libros en Espanol

 Título:    En el Mar

Autor:    Vicente Blasco Ibáñez   

Categoria:    Literatura

Idioma:    Español 

En el Mar Vicente Blasco Ibáñez



Vicente Blasco Ibañez
En el mar

A las dos de la mañana llamaron a la puerta de la barraca.
-¡Antonio! ¡Antonio!
Y Antonio saltó de la cama. Era su compadre, el compañero de pesca, que le
avisaba para hacerse a la mar.
Había dormido poco aquella noche. A las once todavía charlaba con Rufina, su
pobre mujer, que se revolvía inquieta en la cama, ha blando de los negocios. No podían
marchar peor. ¡Vaya un verano! En el anterior, los atunes habían corrido el Mediterráneo
en bandadas interminables. El día que menos, se mataban doscientas o trescientas
arrobas; el dinero circulaba como una bendición de Dios, y los que, como Antonio,
guardaron buena conducta e hicieron sus ahorrillos, se emanciparon de la condición de
simples marineros, comprándose una barca para pescar por cuenta propia.
El puertecillo estaba lleno. Una verdadera flota lo ocupaba todas las noches, sin
espacio apenas para moverse; pero con el aumento de barcas había venido la carencia de
pesca.


Las redes sólo sacaban algas o pez menudo, morralla de la que se deshace en la
sartén. Los atunes habían tomado este año otro camino, y nadie conseguía izar uno sobre
su barca.
Rufina estaba aterrada por esta situación. No había dinero en casa: debían en el
homo y en la tienda, y el señor Tomás, un patrón retirado, dueño del pueblo por sus
judiadas, los amenazaba continuamente si no entregaban algo de los cincuenta duros con
intereses que le había prestado para la terminación de aquella barca tan esbelta y tan
velera que consumió todos sus ahorros.
Antonio, mientras se vestía, despertó a su hijo, un grumete de nueve años que le
acompañaba en la pesca y hacía el trabajo de un hombre.
-A ver si hoy tenéis más fortuna -murmuró la mujer desde la cama-. En la cocina
encontraréis el capazo de las provisiones... Ayer ya no querían fiarme en la tienda. ¡Ay,
Señor, y qué oficio tan perro!
-Calla, mujer; malo está el mar, pero Dios proveerá. Justamente vieron ayer algunos
un atún que va suelto; un viejo que se calcula pesa más de treinta arrobas, Figûrate si lo
cogiéramos... Lo menos sesenta duros.
Y el pescador acabó de arreglarse pensando en aquel pescadote, un solitario que,
separado de su manada, volvía, por la fuerza de la costumbre, a las mismas aguas del año
anterior.

Antoñico, estaba ya en pie y listo para partir, con la gravedad y satisfacción del que
se gana el pan a la edad en que otros juegan; al hombro el capazo de las provisiones y en
una mano la banasta de los roveles, el pez favorito de los atunes, el mejor cebo para
atraerlos.
Padre e hijo salieron de la barraca y siguieron la playa hasta llegar al muelle de los
pescadores. El compadre los esperaba en la barca preparando la vela.
La flotilla removíase en la oscuridad, agitando su empalizada de mástiles. Corrían
sobre ellas las negras siluetas de los tripulantes, rasgaba el silencio el mido de los palos 
cayendo sobre cubierta, el chirriar de las garruchas y las cuerdas, y las velas
desplegábanse en la oscuridad como enormes sábanas.
El pueblo extendía hasta cerca del agua sus calles rectas, orladas de casitas blancas,
donde se albergaban por una temporada los veraneantes del interior en busca del mar.
Cerca del muelle, un caserón mostraba sus ventanas como homos encendidos, trazando
regueros de luz sobre las inquietas aguas.
Era el casino. Antonio lanzó hacia él una mirada de odio. ¡Cómo trasnochaban
aquellas gentes! Estarían jugándose el dinero... ¡Si tuvieran que madrugar para ganarse el
pan!...

Publicidade

-¡Iza! ¡Iza! Que van muchos delante.
El compadre y Antoñico tiraron de las cuerdas, y lentamente se remontó la vela
latina, estremeciéndose al ser curvada por el viento.
La barca se arrastró, primero, mansamente sobre la tranquila superficie de la bahía;
después ondularon las aguas y comenzó a cabecear: estaban fuera de puntas, en el mar
libre.
....




Libros en Espanol

10 Obras de Vicente Blasco Ibánez

  1. >> El Milagro de San Antonio Vicente Blasco Ibáñez | Libros Interesantes
  2. >> Primavera Triste Vicente Blasco Ibáñez | Libros para Leer OnLine
  3. >> Noche de Bodas Vicente Blasco Ibáñez
  4. >> La Caperuza Vicente Blasco Ibáñez
  5. >> El paraiso de las mujeres Novela Vicente Blasco Ibanez
  6. >> La Tierra de Todos Vicente Blasco Ibáñez
  7. >> EL Maniquí Vicente Blasco Ibáñez
  8. >> El Parasito del Tren Vicente Blasco Ibáñez
  9. >> El Parasito del Tren Vicente Blasco Ibáñez
  10. >> La Barraca Vicente Blasco Ibáñez
  11. >> Lobos de Mar Vicente Blasco Ibáñez
  12. >> Venganza Moruna Vicente Blasco Ibáñez
  13. >> El paraiso de las mujeres Novela Vicente Blasco Ibanez


LexiWiki es un sitio sobre cultura en general que aborda temas como literatura, películas, educación, religión, música, libros gratuitos de dominio público, para descargar y leer en cualquier tecnología como smartphones, tablets o tabletas, computadores portátiles, laptops entre otros. Todo el contenido es informativo y no debe considerarse como un servicio
Publicaciones relacionados, sugeridos y anuncios

 
Acerca | Condiciones de Uso | Politica de Cookies | Politica de Privacidad

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar