La Ilustre Fregona Miguel de Cervantes | Libro digital

 Título:    La Ilustre Fregona

Autor:    Miguel de Cervantes   

Categoria:    Literatura

Idioma:    Español



La Ilustre Fregona Miguel de Cervantes




Miguel de Cervantes Saavedra
NOVELA
LA ILUSTRE FREGONA
En Burgos, ciudad ilustre y famosa, no ha muchos años que en ella vivían dos caballeros
principales y ricos: el uno se llamaba don Diego de Carriazo y el otro don Juan de Avendaño.
El don Diego tuvo un hijo, a quien llamó de su mismo nombre, y el don Juan otro, a quien
puso don Tomás de Avendaño. A estos dos caballeros mozos, como quien han de ser las
principales personas deste cuento, por escusar y ahorrar letras, les llamaremos con solos los
nombres de Carriazo y de Avendaño.
Trece años, o poco más, tendría Carriazo cuando, llevado de una inclinación picaresca, sin
forzarle a ello algún mal tratamiento que sus padres le hiciesen, sólo por su gusto y antojo, se
desgarró, como dicen los muchachos, de casa de sus padres, y se fue por ese mundo
adelante, tan contento de la vida libre, que, en la mitad de las incomodidades y miserias que
trae consigo, no echaba menos la abundancia de la casa de su padre, ni el andar a pie le
cansaba, ni el frío le ofendía, ni el calor le enfadaba. Para él todos los tiempos del año le eran
dulce y templada primavera; tan bien dormía en parvas como en colchones; con tanto gusto
se soterraba en un pajar de un mesón, como si se acostara entre dos sábanas de holanda.
Finalmente, él salió tan bien con el asumpto de pícaro, que pudiera leer cátedra en la facultad
al famoso de Alfarache. 

La Ilustre Fregona	Miguel de Cervantes



Destacados para descarga:
👉 +100 Libros para Bajar Free
Postagens Sugeridas, Relacionadas e Anúncios
 

Leer en LexiWiki libros gratuitos, de dominio público, para descargar y leer, novedades libros, libros de secundaria, los mejores libros del mundo, libros juveniles, libros autoayuda, libros recomendados, libros para jovenes, fragmentos de libros. libros de texto, libros literarios.


Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar