La Incomparable Aventura de un tal Hans Pfaall Edgar Allan Poe

 Título:    La Incomparable Aventura de un tal Hans Pfaall

Autor:    Edgar Allan Poe   

Categoria:    Literatura

Idioma:    Espanhol


La Incomparable Aventura de un tal Hans Pfaall Edgar Allan Poe


Fragmento

EDGAR ALLAN POE
LA INCOMPARABLE AVENTURA DE UN TAL HANS PFAALL
Con el corazón lleno de furiosas fantasías,
De las que soy el amo,
 Con una lanza ardiente y un caballo de aire,
 Errando voy por el desierto
(La canción de Tomás el loco)
Según los informes que llegan de Rotterdam, esta ciudad parece hallarse en alto
grado de excitación intelectual. Han ocurrido allí fenómenos tan inesperados, tan
novedosos, tan diferentes de las opiniones ordinarias, que no cabe duda de que a esta
altura toda Europa debe estar revolucionada, la física conmovida, y la razón y la
astronomía dándose de puñadas.
Parece ser que el día... de... (ignoro la fecha exacta), una vasta multitud se había
reunido, por razones que no se mencionan, en la gran plaza de la Bolsa de la muy
ordenada ciudad de Rotterdam. La temperatura era excesivamente tibia para la estación
y apenas se movía una hoja; la multitud no perdía su buen humor por el hecho de
recibir algún amistoso chaparrón de cuando en cuando, proveniente de las enormes
nubes blancas profusamente suspendidas en la bóveda azul del firmamento. Hacia
mediodía, sin embargo, se advirtió una notable agitación entre los presentes; restalló el
parloteo de diez mil lenguas; un segundo más tarde, diez mil caras estaban vueltas hacia
el cielo, diez mil pipas caían simultáneamente de la comisura de diez mil bocas, y un
grito sólo comparable al rugido del Niágara resonaba larga, poderosa y furiosamente a
través de la ciudad y los alrededores de Rotterdam.
No tardó en descubrirse la razón de este alboroto. Por detrás de la enorme masa
de una de las nubes perfectamente delineadas que va hemos mencionado, vióse surgir
con toda claridad, en un espacio abierto de cielo azul, una sustancia extraña,
heterogénea pero aparentemente sólida, de forma tan singular, dé composición tan
caprichosa, que escapaba por completo a la comprensión, aunque no a la admiración
de la muchedumbre de robustos burgueses que desde abajo la contemplaban
boquiabiertos. Qué podía ser? En nombre de todos los diablos de Rotterdam, ¿qué
pronosticaba aquella aparición? Nadie lo sabía; nadie podía imaginarlo; nadie, ni
siquiera el burgomaestre, Mynheer Superbus Von Underduk, tenía la menor clave para
desenredar el misterio, Así, pues, ya que no cabía hacer nada más razonable, todos
ellos volvieron a colocarse cuidadosamente la pipa a un lado de la boca y, mientras
mantenían los ojos fijamente clavados en el fenómeno, fumaron, descansaron, se
contonearon como ánades, gruñendo significativamente, y luego volvieron a
contonearse, gruñeron, descansaron y, finalmente... fumaron otra vez.
Entretanto el objeto de tanta curiosidad y tanto humo descendía más y más hacía
aquella excelente ciudad. Pocos minutos después se encontraba lo bastante próximo
para que se lo distinguiera claramente. Parecía ser... ¡Sí, indudablemente era una
especie de globo! Pero un globo como jamás se había visto antes en Rotterdam. Pues, 
permítaseme preguntar, ¿se ha visto alguna vez un globo íntegramente fabricado con
periódicos sucios? No en Holanda, por cierto; y, sin embargo,. bajo las mismísimas
narices del pueblo –o, mejor dicho, a cierta distancia sobre sus narices - veíase el globo
en cuestión, corno lo sé por los mejores testimonios, compuesto del aludido material
que a nadie se le hubiera ocurrido jamás para semejante propósito. Aquello constituía un
egregio insulto al buen sentido de los burgueses de Rotterdam...

La Incomparable Aventura de un tal Hans Pfaall	Edgar Allan Poe



LexiWiki es un sitio sobre cultura en general que aborda temas como literatura, películas, educación, religión, música, libros gratuitos de dominio público, para descargar y leer en cualquier tecnología como smartphones, tablets o tabletas, computadores portátiles, laptops entre otros. Todo el contenido es informativo y no debe considerarse como un servicio
Publicaciones relacionados, sugeridos y anuncios

 
Acerca | Condiciones de Uso | Politica de Cookies | Politica de Privacidad

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar