El Libro de la Selva Rudyard Kipling

 Título:    El Libro de la Selva

Autor:    Rudyard Kipling   

Categoria:    Literatura

Idioma:    Espanhol


El Libro de la Selva Rudyard Kipling



Publicidade ...

Fragmento

Rudyard Kipling
El libro de la selva
Los hermanos de Mowgli
Mang, ese ciego con alas,
suelta las bridas de la noche.
Rann es su amigo, en él cabalga.
Duermen las vacas sueños torpes.
Los corderos tiemblan, balan,
y tras la puerta se esconden.
Somos dueños hasta el alba.
Queremos siempre ser libres,
fuerza, pasión desatada.
Que abunde siempre la caza.
Será así, si en la Ley vives.
LAS COLINAS DE SEEONEE PARECÍAN UN horno. Padre Lobo, que había pasado todo el día
durmiendo, se despertó. Se rascó, bostezó y fue estirando una tras otra las patas. Quería desprenderse de
todo el sopor y la rigidez que se había acumulado en ellas. Madre Loba estaba echada. Su cabeza gris reposaba, en señal de cariño y protección, sobre los lobatos, cuatro animalitos indefensos y chillones. La Luna
brillaba en todo su esplendor nocturno fuera de la cueva.
––¡Ahuugr! ––sentenció Padre Lobo––. Es hora de salir de caza ––y ya estaba a punto de lanzarse
pendiente abajo, cuando se presentó a la entrada de la cueva una sombra menuda y furtiva; era bien visible
su cola esponjosa. Empezó en tono lastimero:
––Buena suerte, jefe de los lobos. Y que la misma buena suerte sea siempre con tus hijos. Que
puedan estar eternamente orgullosos de sus fuertes colmillos. Y que jamás les falte el apetito.
Era el chacal ––Tabaqui el lameplatos–– el que así habló. En la India los lobos desprecian a Tabaqui por ser un chismoso. Siempre anda con cuentos e historias de un lado para otro. También lo desprecian
por su dieta: despojos y todo lo que haya mínimamente aprovechable en cualquier basurero.
Despreciable, sí, pero temible. Mas que cualquier otro animal, cuando a Tabaqui le entra la locura,
se olvida de su miedo y muerde todo lo que le sale al paso: cosas y animales. Son los momentos en los que
hasta el tigre no se atreve a vagar libremente por la Selva. Les preocupa hasta el solo pensamiento de poder
verse reducidos ellos mismos a una situación tan deplorable. Porque, en la Selva, la locura es considerada
como una deshonra, la mayor de todas. Nosotros sabemos que se trata de la hidrofobia*. Pero ellos le dan
simplemente el nombre de locura.
––De acuerdo. Pasa y busca ––dijo Padre Lobo––, pero quiero que sepas de antemano que no hay
comida.
––A buen seguro que no la hay para un lobo ––contestó Tabaqui––, pero para un animal como yo,
hasta un hueso mondo es un excelente banquete. Nosotros, el Pueblo de los Chacales, no tenemos elección
a la hora de comer.
Se dirigió sin dilación hacia el fondo de la cueva. Encontró un hueso de gamo. Todavía tenía algo
de carne adherida. Empezó a triturarlo con fruición. 

El Libro de la Selva	Rudyard Kipling


Publicidade

Destacados para descarga:

👉 +500 Libros para Descargar

LexiWiki es un sitio sobre cultura en general que aborda temas como literatura, películas, educación, religión, música, libros gratuitos de dominio público, para descargar y leer en cualquier tecnología como smartphones, tablets o tabletas, computadores portátiles, laptops entre otros. Todo el contenido es informativo y no debe considerarse como un servicio
Publicaciones relacionados, sugeridos y anuncios

 

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar