Exageró la Nota Anton Tchekov

 Título:    Exageró la Nota

Autor:    Anton Tchekov   

Categoria:    Literatura

Idioma:    Espanhol

Exageró la Nota Anton Tchekov



Fragmento

Antón Chejov
Exageró la Nota
La finca a la cual se dirigía para efectuar el deslinde distaba unos treinta o cuarenta
kilómetros, que el agrimensor Gleb Smirnov Gravrilovich tenía que recorrer a
caballo. Se había apeado en la estación de Gñilushki.
(Si el cochero está sobrio y los caballos son de buena pasta, pueden calcularse unos
treinta kilómetros; pero si el cochero se ha tomado cuatro copas y los caballos están
fatigados, ha que calcular unos cincuenta.)
- Oiga señor gendarme, ¿podría decirme dónde puedo encontrar caballos de posta?
-le preguntó el agrimensor al gendarme de servicio en la estación.
- ¿Cómo dice? ¿Caballos de posta? Aquí no hay un perro decente en cien
kilómetros a la redonda. ¿Cómo quiere que haya caballos? ¿Tiene usted que ir muy
lejos?
- A la finca del general Jojotov, en Devkino.
-Intente en el patio, al otro lado de la estación -dijo el gendarme, bostezando-. A
veces hay campesinos que admiten pasajeros.
El agrimensor dio un suspiro y, malhumorado, pasó al otro lado de la estación.
Tras muchas discusiones y regateos, se puso de acuerdo con un campesino alto y
recio, de rostro sombrío, picado de viruelas, embutido en un chaquetón roto y
calzado con unas botas de abedul.
- Vaya un carro -gruñó el agrimensor al subir al destartalado vehículo-. No se sabe
dónde está la parte delantera ni la parte trasera... 

Exageró la Nota Anton Tchekov




LexiWiki es un sitio sobre cultura en general que aborda temas como literatura, películas, educación, religión, música, libros gratuitos de dominio público, para descargar y leer en cualquier tecnología como smartphones, tablets o tabletas, computadores portátiles, laptops entre otros. Todo el contenido es informativo y no debe considerarse como un servicio
Publicaciones relacionados, sugeridos y anuncios

 
Acerca | Condiciones de Uso | Politica de Cookies | Politica de Privacidad

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar