La Tumba de sus Antepasados y Otros Relatos Rudyard Kipling

Título:    La Tumba de sus Antepasados y Otros Relatos

Autor:    Rudyard Kipling   

Categoria:    Literatura

Idioma:    Español


La Tumba de sus Antepasados y Otros Relatos Rudyard Kipling




Publicidade ...

Fragmento

RUDYARD KIPLING
La tumba de sus antepasados
y otros relatos 
LA TUMBA DE SUS ANTEPASADOS
Algunas personas le dirán que si sólo quedara una hogaza de pan en toda India ésta se
dividiría a partes iguales entre los Plowden, los Trevor, los Beadon y los Rivett-Carnac.
Eso es sólo una manera de decir que algunas familias han servido en India generación
tras generación de la misma manera que los delfines van en fila uno tras otro a través del
mar abierto.
Veamos un caso pequeño y oscuro. Ha habido por lo menos un representante de los
Chinn de Devonshire en Central India1
 o cerca de ella desde los tiempos del teniente
artificiero Humphrey Chinn, del Regimiento Europeo de Bombay, que ayudó a la toma
de Seringapatam en 1799. Alfred Ellis Chinn, el hermano menor de Humphrey, mandó un
regimiento de granaderos de Bombay entre 1804 y 1813, lo que le permitió contemplar
algunos buenos combates; y en 1834 aparece John Chinn, de la misma familia, al que
llamaremos John Chinn el Primero, como sagaz administrador de un lugar llamado
Mundesur durante una época turbulenta. Murió joven, pero dejó su impronta en el nuevo
país, y la Honorable Junta de Directores de la Honorable East India Company resumió
sus virtudes en una majestuosa resolución por la que se hacía cargo de los gastos de su
tumba en las colinas de Satpura.
Fue sucedido por su hijo, Lionel Chinn, que abandonó el pequeño y viejo hogar de
Devonshire a tiempo para ser gravemente herido en el Motín. Trabajó toda su vida a
menos de ciento cincuenta millas de la tumba de John Chinn, y llegó a ocupar el mando
de un regimiento de salvajes y pequeños hombres de las colinas que en su mayor parte
habían conocido a su padre. Su hijo John nació en el pequeño acantonamiento de casas de
techo de albarda y paredes de barro que sigue existiendo a ochenta millas del ferrocarril
más cercano en el corazón de una zona olvidada y feroz. El coronel Lionel Chinn sirvió
treinta años y se retiró. En el Canal su vapor se cruzó con un barco de transporte de
tropas con destino a puerto extranjero que llevaba a su hijo a Oriente, para cumplir con
sus deberes familiares.
Los Chinn son más afortunados que la mayoría de la gente porque saben con
exactitud qué es lo que deben hacer. Un Chinn listo aprueba los exámenes del Servicio
Civil de Bombay y es destinado a Central India, donde todo el mundo está encantado de
verle. Un Chinn torpe entra en el Departamento de Policía o en el de Bosques, y antes o
después aparece también en Central India, y eso es lo que da lugar al refrán: «Central
India está habitado por los bhili 2
, los mair y los Chinn, todos muy semejantes». La raza
es de huesos pequeños, oscura y silenciosa, y hasta los más tontos de ellos saben
aprovechar las oportunidades. John Chinn el Segundo era bastante listo, pero como primogénito entró en el ejército según la tradición de los Chinn. Su deber le obligaba a
entrar en el regimiento de su padre, durante su vida natural, aunque el cuerpo fuera tal
que la mayoría de los hombres habrían pagado mucho para evitarlo. Eran irregulares,
pequeños, oscuros y negruzcos, vestidos de verde oscuro con guarniciones de cuero
negro; los amigos les llaman los «wuddar», por una raza de pueblos de casta baja que
caza ratones para comer. Pero a los wuddar eso no les importaba. Eran los únicos
wuddar, y su orgullo se basaba en lo siguiente:

La Tumba de sus Antepasados y Otros Relatos	Rudyard Kipling


>> Libros de Rudyard Kipling


Publicidade

Destacados para descarga:

👉 +500 Libros para Descargar

LexiWiki es un sitio sobre cultura en general que aborda temas como literatura, películas, educación, religión, música, libros gratuitos de dominio público, para descargar y leer en cualquier tecnología como smartphones, tablets o tabletas, computadores portátiles, laptops entre otros. Todo el contenido es informativo y no debe considerarse como un servicio
Publicaciones relacionados, sugeridos y anuncios

 

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar