Sermon: Confía hijo; tus pecados te son perdonados Mateo. 9:2)

Confía hijo; tus pecados te son perdonados Mateo. 9:2)

Yeshúa ya sabía que el paralítico deseaba que fuese sanado y sabe que es precisamente esto lo que más agradecerá aquel paralítico que, probablemente, al verseante la santidad de Jesucristo, experimentaría confusión yvergüenza por las propias culpas, con un cierto temor de quefueran impedimento para la concesión de la salud. 


1. El Señor quiere tranquilizarlo, tus pecados te son perdonados


Está claro que lee sus pensamientos y la lección que nos estádando el Señor consiste en que la sanidad del alma es prioritaria a la del cuerpo porque elcuerpo tiene una existencia limitada, podrá durar por lo mucho 100 años, en ése sentido es mucho más importante algo que tiene el potencial de ser eterno como el alma, si el alma recibe el perdón y la justificación entonces será un alma inmortal pero si no es así esa alma simplemente va a ser destruida, el Señor dijo que no temiéramos a los que pueden destruirel cuerpo sino que temamos a aquel que después de destruir el cuerpo también puededestruir el alma


2.  Jesús es autoridad


Jesús utiliza lo menos difícil para confirmar la autoridad de lo más difícil. Sin duda, esta sanación no só-lo supuso un enorme alivio para el paralítico, sino que fue tam-bién una señal que confirmaba que sus pecados habían sidoperdonados de verdad. Sin embargo, para la oposición religiosa,este mismo milagro supone la posibilidad de reprender a Jesús.

Conclusion
Desde que Cristo ya murió pornuestros pecados en la cruz, el precio por la salvación y perdón depecados ya está pagado. Ahora Dios te ofrece vida eterna y lasalvación como un regalo. No tienes que calificar ni trabajar porello.

 

Juan 3 16 Porque Dios amó tanto al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todos los que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.

voltar